Nobel, algo más que un Premio

Alfred Nobel es el hombre que parece que todo el mundo conoce pero nadie realmente sabe cual fue su aportación a la ciencia además del premio Nobel.

imagen

 Este inventor y químico  sueco (Estocolmo, 21 de octubre de 1833 – San Remo, 10 de diciembre de 1896) nacido de una familia de ingenieros fue una figura importantísima en el mundo de los explosivos. Creó la Dinamita tras haber experimentado mucho con Nitroglicerina.

 La dinamita fue usada en diversos campos tales como la minería o el militar.

Vendiendo su producto, Nobel acumuló una enorme riqueza, pero también cierto complejo de culpa por el mal y la destrucción que sus inventos pudieran haber causado a la Humanidad en los campos de batalla. La combinación de ambas razones le llevó a legar la mayor parte de su fortuna la Fundación Nobel creada en 1900 con el deber de otorgar unos premios a las personas que más bien hubiesen hecho en sus respectivos terrenos: física, química, medicina, fisiología, literatura y la paz mundial, y a partir del año 1969 también en la economía.

Esta entrada foi publicada en Cientific@s, Inventos, Premios Nóbeis. Garda o enlace permanente.

2 Responses to Nobel, algo más que un Premio

  1. glendarodriguez di:

    Me encanta conocer un poco más de la vida de estos eprsonajes tan mediáticos y famosos de los que al final nunca sabemos realmente que hicieron.

    Creo que este tipo de premios ayudan moralmente a esta gente que en definitiva, ayudan a la sociedad con sus trabajos e inventos y mejoran nuestra calidad de vida. El hecho de reconocer su esfuerzo, es una manera de animar a más personas a investigar o a colaborar con la sociedad.

  2. javiermuniz di:

    El señor Nobel estaría contento al saber que todo el mundo considera sus premios como algo que incentiva a las personas a hacer de este un mundo mejor. Quizás luego hay controversia, pero el “daño” está hecho.

Deixa unha resposta