El egoísmo y la gripe A

imagenLa gripe A es sin duda el tema de la actualidad. Pero debemos preguntarnos ¿Lo sería si sólo se hubiera propagado por México, o sólo por el continente americano? Es poco probable. Nuestra preocupación solo llega cuando la enfermedad se asienta a nuestra tierra y es a nosotros a quienes mata. En México la pandemia se cobró mas de 150 vidas y es innegable que esto supone una tragedia. ¿Pero nos preocupábamos antes por este país? ¿A caso nos importaba su alta mortalidad infantil? ¿Nos parecía intolerable que una de las más importantes causas de la muerte en México fuera la infección hospitalaria? Otro claro ejemplo de egocentrismo es que, probablemente, no nos percatásemos de una coetánea de la Gripe A: la mayor epidemia de dengue que sufrió Argentina, con 4144 casos. Y así se podrían mencionar miles de infortunios. Espero que al menos esta pandemia que nos toca tan de cerca nos sirva para, de ahora en adelante, contemplar la desgracia ajena como una desgracia propia.

www.elpais.com

Esther Romay Jove

Esta entrada foi publicada en Hoy Opinas tú e etiquetada . Garda o enlace permanente.

3 Responses to El egoísmo y la gripe A

  1. Susana di:

    Esther: Concordo contigo no que dís e sobre todo tendo en conta a repercusión que esta nova pandemia publicitada tivo no mundo dos fármacos e vacinas.
    Volveremos a falar diso dentro dun mes na aula pero é interesante e importante que vos fagades estes tipos de reflexións.
    Unha aperta

  2. davidsanjuan di:

    Esther pareceume unha boa noticia pero creo que a xente lle esta a dar moita importancia a esta gripe polo medo que hai a que se expanda e chegue a ser como a española ( 50-100 millons de mortos). Dos mortos que hai agora haberia que ver de esas persoas cantas eran obesas, tiñas problemas respirratorios (asma,…) ou do corazon porque polo que se di, os mortos moren indirectamente por causas da gripe.
    Un saludo

  3. pica di:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, Esther. Creo que es inaceptable que le demos tanta publicidad a la gripe A cuando nos afecta a nosotros, y por ejemplo, del caso de la epidemia de dengue en Argentina apenas se ha hablado, espero que nos demos cuenta de que hay tragedias por todo el mundo y les demos más importancia y como dices “las consideremos como una desgracia propia”, ya que al fin y al cabo vivimos en el mismo planeta y nos debería importar a todos.
    Un saludo.

Deixa unha resposta