Hágase el Big Bang!

Desde el comienzo de los tiempos la religión ha intentado dar explicación al origen de la vida y la creación del Universo.  En todas las culturas existen libros sagrados que narran de manera hermosa y fantasiosa cómo fue creado el mundo. En las culturas hebrea  y cristiana, por ejemplo, estas explicaciones se encuentran recogidas en el Génesis.

El hombre creyó totalmente estas historias  durante siglos hasta que los descubrimientos tecnológicos y físicos, aunque todavía incipientes,  le fueron obligando a plantearse preguntas y, poco a poco, se  fue construyendo   su propia opinión al respecto.  No obstante, la Iglesia castigaba este tipo de comportamiento  hereje muy duramente.  Tras el Renacimiento , comienza un período en el cual las experiencias y descubrimientos  van cobrando más y más importancia. Poco a poco ,  con el transcurso de los siglos ,y la ayuda de la Razón, se empiezan a poder explicar con datos reales  y comprobados algunos de los misterios  sobre nuestro origen a los que hasta el momento sólo respondía la religión.

En la actualidad, se han desestimado totalmente los argumentos religiosos y sólo se le da importancia a lo que se halle dentro del ámbito de la ciencia.  Y es justo ahora cuando  me pregunto:  ¿ no es curioso que después de tanto tiempo coincidan la versión científica de la creación del universo en la que el Big Bang estalla  cubriéndolo todo de luz blanca, con aquella de la Biblia en la que Dios creaba el mundo diciendo: ¡Hágase la luz!  tras lo que aparece una estampa similar a la de el gran estallido?

¿Fue Dios el causante de la chispa que provocó la consabida explosión?. ¿Son las historias de la Biblia la realidad científica expresada de otra manera?.¿No os sorprende la enorme similitud entre ambas explicaciones?

Con esta reflexión sólo intento que penséis sobre la idea siguiente:  puede que la ciencia no lo logre demostrar  todo y que la religión no carezca totalmente de credibilidad. Tal vez el origen del universo se clarificase si mezclásemos ambas teorías.

imagen

Esta entrada foi publicada en Universo. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta