¿Salud o negocio?

“No estalla como las bombas ni suena como los tiros. Como el hambre, mata callando. Como el hambre, mata a los callados: a los que viven condenados al silencio y mueren condenados al olvido. Tragedia que no suena, enfermos que no pagan, enfermedad que no vende. El mal de Chagas no es negocio que atraiga a la industria farmacéutica, ni es tema que interese a los políticos ni a los periodistas. Elige a sus víctimas en el pobrerío. Las muerde y lentamente, poquito a poco, va acabando con ellas. Sus víctimas no tienen derechos, ni dinero para comprar los derechos que no tienen. Ni siquiera tienen el derecho de saber de qué mueren.”  Estas son las palabras de uno de los muchos infectados del Chagas en Brasil. El Chagas es una enfermedad de transmisión vectorial, sobretodo, aunque también se puede transmitir por vía transplacentaria o por la leche materna, por ejemplo. Esta peligrosa enfermedad llega a matar anualmente a cincuenta mil personas aproximadamente. El Chagas se distribuye por toda America, desde el sur de los Estados Unidos hasta Argentina, principalmente el ámbitos rurales donde el insecto que transmite esta enfermedad puede reproducirse y alimentarse en su reservorio natural. 

Nifurtimox, y Benzinidazol son el nombre de los dos tratamientos que hay contra esta enfermedad, pero además de ser caros y no abundantes, no son muy efectivos y son numerosos sus posibles efectos secundarios, ¿pero quién va a querer invertir su dinero en esta enfermedad que, debido a la situación económica de los pacientes, no producirá beneficio alguno?

 

imagen

Fuentes: http://www.taringa.net/posts/salud-bienestar/3769185/La-Naci%C3%B3n-Revista:-Chagas:-el-mal-escondido.html

y

www.wikipedia.org

Esta entrada foi publicada en Enredad@s e etiquetada . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta