Nanotecnología, ángel ¿y demonio?

¿Te imaginas poder fabricar un trozo de tela tejiendo los átomos uno a uno y conseguir que tenga las propiedades que tu quieres?Eso es, exactamente, lo que permite la nanotecnología, una realidad física que ya tiene aplicaciones prácticas.En 2007 se conocían 600 productos de consumo basados en la nanotecnología. Mas de la mitad eran cosméticos, tejidos y productos deportivos. Hoy en día la nanotecnologia se encuentra en las cabezas lectoras de los dicos duros, pinturas anticorrosión, materiales para prótesis dentales, equipamiento deportivo y en muchos cosméticos. Por ejemplo, las lociones de protecccion solar contienen particulas nanométricas que multiplican su eficacia.Se espera que en el futuro muchas máquinas, que ahora son enormes, sean microscópicas y con una estructura parecida a la de los seres vivos. También se espera que mejore la velocidad de los ordenadores y que permita fabricar tejidos biológicos y sensores capaces de viajar por el torrente sanguíneo enviando informacion sobre lo que ocurre en el interior de nuestro cuerpo.La mayor parte de estos productos seran mas limpios y efectivos por lo que ayudarán a mejorar la calidad del medio ambiente.Pero la nanotecnología tiene también su lado oscuro. Existe la sospecha de que manipular nanopartículas puede plantear problemas de salud. Por eso, muchos científicos piden ya que se regule la nanotecnología del mismo modo que se hace con los productos químicos y los medicamentos.

imagen

“Ciencias para el mundo contemporáneo”. Ramón Núñez y otros . Oxford University Press. Madrid, 2008.Imagen: Wikipedia.

Esta entrada foi publicada en Novos materiais e etiquetada , , . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta