España registra tres casos de mutación del virus de la gripe A

imagen El Ministerio de Sanidad ha detectado en España mutaciones del virus de la gripe A (H1N1) en tres personas, una de las cuales falleció. Una de las mutaciones registradas confiere resistencia al antiviral oseltamivir, comercialmente denominado Tamiflu, y las otras dos son similares a las que se detectaron en Noruega hace dos semanas, en las que la mutación no ha afectado a la estructura del virus. En los dos casos registrados en nuestro país parecidos a los de Noruega, uno de los pacientes falleció y el otro permanece en estado leve. La otra mutación similar a la de Noruega, que ha afectado a dos personas en España, “no tiene relevancia para la salud pública”, tal como ha valorado la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo Hernández, si bien se sigue investigando y se mantiene una “vigilancia estrecha” para observar su evolución. Los tres casos de las personas afectadas son “aislados” y no se ha verificado la transmisión del virus mutado a otras personas.Corroboró Hernández,director general de Salud Pública y Sanidad Exterior, el descenso de los casos detectados de nueva gripe en España, por primera vez desde el inicio de la pandemia el pasado mes de abril, si bien aseveró que es ‘prematuro’ asegurar que se va a registrar en las próximas semanas un “bajón definitivo” de la tendencia. “Por primera vez asistimos a un descenso de los casos de gripe A, pero para confirmar la tendencia necesitaremos varias semanas más de observación”, subrayó.A nivel geográfico, el descenso de la actividad gripal se ha manifestado por primera vez en Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana y Melilla. En Baleares y Ceuta se sigue registrando una evolución creciente en su actividad gripal, mientras que en Asturias se percibe una estabilización de la misma.El mensaje central de la campaña reside que en que, si se tiene la gripe A, en la mayoría de los casos puede cuidarse uno mismo en su domicilio. Sanidad recomienda ponerse en contacto con los servicios sanitarios cuando exista dificultad para respirar, se sufra un empeoramiento repentino o cuando ya hayan pasado siete días de la enfermedad, se tenga dolor en el pecho o se presente un aspecto azulado o amoratado de la piel y de los labios. También cuando se tengan mareos o alteraciones de la conciencia, fiebre elevada que persista más de tres días, caída de la tensión arterial o se presenten otros síntomas diferentes a los habituales de la gripe.


Página de donde se sacó: http://www.hoysalud.es/articulo.php?id=967

Esta entrada foi publicada en Pandemias, Sen clasificar. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta