Las pandemias que afectan al 3º Mundo

 

En el diario La Voz de Galicia, en la sección de investigación, apareció el pasado 3 de noviembre de 2009, el artículo titulado “La vacuna contra el paludismo podría estar lista en tres años” 

La malaria o paludismo es una enfermedad a la que no se le da importancia en los paises occidentales, sobretodo comparada con la gripe A o el sida. Pero no podemos olvidar que es una enfermedad que mata a más de un millón de personas cada año en todo el mundo, sobre todo a niños de menos de cinco años y mujeres embarazadas. Por ejemplo en el África subsahariana cada 30 segundos muere un niño por esta enfermedad.  

Si consultamos el  “World Malaria Report 2008”, es decir, el Informe Mundial de la Malaria de 2008, editado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), podemos obtener información estadística, mapas y tablas sobre la situación de la pandemia.

En el capítulo 3, “Carga Estimada de la Malaria en 2006”, podemos consultar mapas temáticos señalando los paises que presenta o no la enfermedad, donde podemos apreciar que la enfermedad no llega a los paises occidentales, concentrándose en África, Sur América y el Sur de Asia.

Explorar_1.jpg

También se recogen datos estadísticos en tablas que señalan las poblaciones de las zonas establecidas por la OMS, según las diferentes intensidades de riesgo a la malaria. En la tabla siguiente podemos apreciar la población en riesgo, el número de casos de malaria, y los fallecimientos. Datos que confirman lo apuntado en el primer mapa mostrado.

Explorar2.jpg

También aparecen representaciones de la información anterior en diferentes tipos de tabla como vemos en la siguiente imagen. Podemos apreciar que frente al prácticamente nulo riesgo de la región europea, lo importante del mismo en el resto de zonas; destacando África por el porcentaje de riesgo alto. 

Explorar3.jpg

Como conclusión me interesa señalar que las cifras de muertos y de población en peligro de esta pandemia, convierten a las que comentamos en la actualidad en los paises occidentales, el sida o la gripe A, como insignificantes. Lo cual me hace reflexionar sobre la información que poseemos de todo el mundo.

 

Esta entrada foi publicada en Actividades de aula, Prensa. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta