AVATAR ¿La Star Wars de James Cameron?

       Hace 33 años, en el 1977, un joven treintañero, arriesgaba una desmesurada cantidad de dinero, en el estreno de una innovadora película, que cambiaría considerablemente la industria cinematográfica. Hablo de Star Wars, filme con el que George Lucas, definió, como ningún otro director anteriormente, el concepto taquillazo, ganando la insolente suma de casi 500 millones de dólares.

 

       

       Pero 20 años más tarde, un director con una gran visión comercial aún mayor, llenó las salas de cine de medio mundo, con un drama (quizás os suene) ambientado en un trasatlántico de principios del siglo XX. Por si no os habéis dado cuenta, ese director es James Francis Cameron. Las ganancias que consiguió con su opera prima, Titanic, dejaron en ridículo la marca de la ya nombrada Star Wars, llevándose al bolsillo, la monstruosa cantidad de 1.140 millones de dólares, como recaudación total, además de ganar 87 premios (entre ellos 11 Oscars) y estar nominado a 48 más.

        Tras esta información, nadie apostaría porque este récord monetario pudiera ser superado. Pero, haya por esa época, James tenía en mente una idea, una idea grande, con hombrecillos azules de por medio, y no eran precisamente pitufos. Cameron, hace doce años, ya soñaba con crear lo que el consideraba, su mayor obra, mucho más ambiciosa que Titanic, Avatar.

       En ese momento, el reloj de arena se volteó, y comenzó la cuenta atrás para su filmación. Pero la realidad que Cameron buscaba en sus personajes virtuales, no podía alcanzarse en esa época, la tecnología no estaba tan avanzada, así que esperó, esperó más de una década, hasta que todo estuvo listo.

        El resultado de toda esta espera, un festival cromático visual, digno de ser material de estudio para futuros cineastas, que te mete dentro de un mundo mágico e increíble desde el minuto 00’. Con un trabajo gráfico muchísimo más que sobresaliente* y un guión basado en la fiebre imperialista, a la vez que en fuertes ideas ecológicas y preservadoras, explicadas mediante el conocimiento de una cultura totalmente distinta y compleja (se creó el idioma Na’vi para esta película), el desarrollo de una romántica historia de amor y una colosal guerra por la conservación de esta fantástica tribu.   

         Por último, solamente comentar que es una magnífica película, que nadie debería perderse, ya que posiblemente estemos ante el principio de una trilogía de culto (¿os suena de algo?). También decir que esta película, debido a su gran realidad, ha causado depresión a varios espectadores, ya que quien la ha visto, desea ir a Pandora, pero tras finalizar la película comprenden que ese lugar no existe, dejando una sensación de depresión en el cuerpo en algunos casos. Bueno, en resumen, GRAN película, que no le falta absolutamente de nada, e incluso inculca a combatir el cambio climático, aunque el Vaticano la critique por no tener emociones humanas, ser poco profunda y banal- Contradiciendo, curiosamente, a la mayoría de críticos de cine y a la propia taquilla (ya es la segunda más taquillera, con más de mil millones). Nada más que decir, un saludo y recordarlo, señoras y señores, ya no están en Kansas. Están en Pandora.

 

imagen

*Todo esto visto desde el punto de vista de una sesión en 3D.

Esta entrada foi publicada en CINE, Películas de ciencia e etiquetada . Garda o enlace permanente.

2 Responses to AVATAR ¿La Star Wars de James Cameron?

  1. guilleseijas di:

    Siempre es interesante leer un post de los tuyos.
    A pesar de ser una de las películas más taquilleras de la historia dicen que alvin y las ardillas pueden llegar a ser más rentable a largo plazo.

  2. yaizalopez di:

    Hola compañeros, quería compartir mi opinión con vosotros acerca de esta película.
    A mí me encanta el cine y como espectadora opino que lo mejor de todo es la mezcla entre el cine, la ciencia y más que nada las películas como esta que hacen ver a la gente los problemas a los que nos enfrentamos hoy en día, refiriéndonos concretamente a esta película, el problema del cambio climático. Una misma película aparte de ser divertida y entretenida puede enseñar cosas muy importantes como el cuidado de la Tierra y del medio ambiente. Es más, opino que este tipo de péliculas hace ver a los niños más pequeños los problemas a los que hoy en dia nos enfrentamos.Finalmente pienso que el cine debería limitarse a hacer películas con este tipo de argumentos, con un mensaje en el fondo, y dejar de hacer películas sin ningún argumento importante, solo con el objetivo de ganar dinero.
    Un saludo.

Deixa unha resposta