El elixir de la eterna juventud

Los telómeros fueron descubiertos por Hermann Joseph Muller, durante la década de los años 30, que junto a Barbara McClintock recibieron el Premio Nobel.

En el 2009 se entregó un Premio Nobel de medicina a Elizabeth H. Blackburn, Carol W. Greider y Jack W. Szostak por avanzar en la investigación en este campo, destacando el descubrimiento de la telomerasa, enzima central de la maquinaria celular para la síntesis del telómero.

imagen

Actualmente sabemos que los telómeros que son los extremos de los cromosomas, regiones de ADN no codificante (no codifica las proteinas ni los ácidos ribonucleicos ribosomales) muy repetitivas. También conocemos su función principal que es la estabilidad estructural de los cromosomas en las células eucariotas. Además controlan la división celular y el tiempo de vida de las estirpes celulares. Están involucrados en enfermedades tan importantes como el cáncer.

Las teorías del envejecimiento se apoyan en que los telómeros son como los temporizadores de la célula, porque marcan el número de divisiones celulares hasta que la célula muere.

Fuentes: wikipedia y información de la clase de biología

Esta entrada foi publicada en Cientific@s, Premios Nóbeis. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta