La oveja Dolly y sus telómeros:

 imagen

Los cromosomas de nuestras células, están protegidos en sus extremos por unos cortos “capullones biológicos” constituidos por unas breves y repetidas secuencias de ADN. Estas protecciones terminales de los cromosomas son los telómeros, y ellos preservan la integridad de los genes durante el proceso por el cual se produce la replicación de ADN en cada división celular.

En el momento de nacer, la longitud de los telómeros  de los cromosomas de las células somáticas varía de unas personas a otras pero cada vez que una célula se replica, la célula hija obtiene unos telómeros más cortos, pero no se acortan de manera significativa, porque están protegidos por una enzima denominada “telomerasa”.Pues bien, todo esto está relacionado con la muerte de  “Dolly” , ya que ésta tuvo una vida corta y envejeció prematuramente, debido a que se clono a parir de una célula que ya se había dividido varias veces cuando formaba parte de los tejidos de la madre y cuyos telómeros ya no eran tan largos.  Lo que quiero decir con esto es que “Dolly”  padecía una malformación genética debida a los telómeros de sus células ( los cuales provenían de una oveja mucho mayor), y por ello envejeció y murió antes de los debido.

Esta entrada foi publicada en 1. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta