Células madre pluripotentes inducidas para salvar la vista.

Con células similares a las células madre, un equipo de científicos han restablecido la función visual experimentando con ratas que padecían una enfermedad ocular. La investigación prueba la eficacia de la utilización de estas células para evitar la degenaración macular que conllevaría a una ceguera.

Dicho equipo trabajó con células madre pluripotentes inducidas, es decir, que no son necesarias las células embrionarias, sino, son células que pueden ser extraídas de cualquier célula del cuerpo. De esta manera, se evita la polémica que provoca trabajar con células embrionarias.

Otro equipo inglés trasplantó este tipo de células en la retina de las ratas logrando impedir la degeneración macular, y por tanto, la ceguera.

Los investigadores hicieron una división de grupos entre las ratas, las no trasplantadas y las trasplantadas, comprobando así que éstas últimas enfoncaban mejor los objetos en movimiento.

En conclusión, la ventaja de las células madre inducidas sobre las células madre embrionarias es que evitan el rechazo de los órganos trasplantados.

Este estudio es un gran avance para la lucha contra la degenaración macular ( cada día más frecuente ) en la edad adulta.

imagen

Esta entrada foi publicada en Vivir ben e mellor e etiquetada . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta