Despertando a un muerto de 4.000 años.

Unos científicos daneses, pertenecientes al centro de Geogenética del Museo de Historia Natural de la Universidad de Copenhague, han logrado por primera vez reconstruir en detalle el genoma de un ser humano ya extinto y conocer su aspecto real.

Estudiaron el mechón de pelo congelado de un individuo que vivió en el noroeste de Groenlandia hace 4.000 años y pudieron reconstruir el 80% del genoma nuclear del fósil. Esto supone secuenciar el primer genoma completo de un humano extinto, un Inuk perteneciente a la desaparecida cultura Saqqaq, que inmigró desde Siberia hacia el continente americano hace entre 4.400 y 6.400 años.

La reconstrucción ha permitido realizar una pormenorizada descripción de los rasgos de este Inuk, como su tendencia a la calvicie, el tipo de sangre A+, piel y ojos oscuros, unos dientes frontales algo sobresalientes, su adaptación genética a las bajas temperaturas y la predisposición a ciertas enfermedades.

 

imagen

imagen

Diario abc, 10-febrero-2010

Esta entrada foi publicada en 1, Prensa. Garda o enlace permanente.

2 Responses to Despertando a un muerto de 4.000 años.

  1. patriciasdc di:

    Parece un huno o un mongol, ¿no?. Es increíble que se pueda hacer esto, reconstruírte físicamente con un pedacito minúsculo de nosotros coo es el ADN…

  2. Susana di:

    Sí, a mí también me parece un milagro

Deixa unha resposta