Los atrapanieblas

Son construcciones que consisten en dos palos de eucaliptos de seis metros de altura en sus extremos y, en su centro, una malla de invernadero (hecha de polietileno), que surgen en los lugares más inesperados del norte chileno y que están resolviendo de a poco el problema más grave en el desierto: la escasez de agua.
De noche, los envuelve la niebla que avanza desde la costa (camanchaca para los habitantes del norte chileno, niebla de advección para los científicos), y que se origina en las nubes que hay sobre el Pacífico Sur-oriental.
Al amanecer, cuando la niebla se retira, se pueden ver otra vez a los atrapanieblas, pero con una novedad: las gotas de “agua” han sido capturadas por las mallas y son conducidas a través de un canal hasta una cañería, para utilizarlas para el riego o para consumo de los pobladores.

imagen

(Atrapanieblas en Alto Patache, Chile)

Carmen Manso Romay

Esta entrada foi publicada en Sabías qué? e etiquetada . Garda o enlace permanente.

One Response to Los atrapanieblas

  1. joseramonr di:

    Me parece una medida muy buena, de simple construcción y bajo coste, que puede ayudar a solucionar el problema de esta región chilena. No obstante, ¿no puede parecer un poco antiestético ver el desierto plagado de estos útiles inventos? ¿Podríamos pensar en otras soluciones?

    Un saludo.

Deixa unha resposta