Encuentran el ADN de un nuevo homínido.

El descubrimiento fue realizado por un equipo de investigadores del Instituto Max Plank de Alemania en un yacimiento al sur de Siberia; la muestra de ADN mitocondrial se escondía en un dedo fosilizado de un niño de unos 6 años, del que se rescataron 30 gramos de muestra.
Esta es una especie de homínido que vivió en Siberia hace 40.000 años, aunque según revela la secuenciación de su ADN mitocondrial, su origen es muy anterior, originado hace un millón de años, emigrado desde África. Pudo haber convivido con ‘sapiens’ y neandertales, y esto nos da una idea de lo complejo que es el árbol evolutivo humano.
También sorprende el hecho de que se encontraron cerca, artefactos y herramientas de piedra y hueso, brazaletes y otros adornos  mucho más modernos, que no se asocian con los neandertales, lo que resulta muy misterioso.

http://www.fecyt.es/fecyt/detalle.do?elegidaSiguiente=&elegidaNivel3=&elegidaNivel2=;SalaPrensa;noticias32cientificas&elegidaNivel1=;SalaPrensa&tc=noticias_cientificas&id=178211

Esta entrada foi publicada en Revistas científicas e etiquetada . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta