Las altas emisiones de CO2 amenazan la vida marina

Otra de las consecuencias relacionadas con el cambio climático es la acidificación de los océanos, debido a las altas emisiones de CO2 , que provocan el descenso del pH del mar. Como resultado, disminuye la concentración de las formas del carbonato de calcio, como la calcita o el aragonito, empleadas por los corales, almejas o mejillones para construir sus caparazones o esqueletos.

Según un estudio del CSIC, los niveles del pH del mar han descendido desde la época preindustrial, y pueden llegar al 7,7 o 7,8 a finales de siglo. Si los niveles de carbonato de calcio son insuficientes, los organismos no podrán calcificar, por lo que se producirán extinciones masivas de especies, se dejará de producir fitoplancton y se alterarán las relaciones en los ecosistemas marinos. Hay evidencias de que , debido a la acidificación, los cocolitofóridos (que constituyen el fitoplancton) descienden el albedo de la Tierra por sus efectos en la cobertura de las nubes oceánicas.

Desgraciadamente, el proceso de acidificación actúa a gran velocidad (hasta 100 veces más rápido de lo normal), y los mecanismos reguladores de la acidez no actúan tan rápido.

A diferencia del calcio, la concentración del carbonato de calcio depende de los niveles de acidez del océano. Si queremos conservar la riqueza de especies marinas debemos ser responsables y conscientes de esta evidente situación. ¿Qué soluciones proponeis vosotros?

Fuentes:http://www.elpais.com/articulo/sociedad/amenaza/fantasma/CO2/vida/marina/elpepusoccie/20100330elpepusoc_13/Tes

http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/naturaleza/2008/09/04/179775.php

Esta entrada foi publicada en HEMEROTECA, Revistas científicas e etiquetada . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta