Rompiendo el arcoiris.

El 11 de febrero la NASA envió el SDO hacia el Sol, que recogerá imágenes de las explosiones solares y examinará bajo la superficie estelar.En el despegue, la nave se encontró en el camino con un arcoiris, y esto es lo que sucedió:


Los arcoiris se originan a partir de cristales de hielo con forma de plato, en las nubes cirro. Cuado los cristales descienden se alinean paralelos al suelo. Cuando la luz del Sol golpea un trozo de los cristales aparece un arcoiris.

“Cuando el cohete Atlas V penetró el cirro, las ondas de choque se desplazaron a través de la nube y destruyeron la alineación de los cristales”, explica Lee Cowley, quien es experto en óptica atmosférica. “Eso fue lo que extinguió el arco iris”.

Bonito inicio para una misión, ¿no os parece?

Esta entrada foi publicada en Astronomía. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta