El despertar del Sol

Desde diciembre del 2006 no había tenido lugar una tormenta geomagnética como la del lunes 5 de abril. No tuvo, afortunadamente, repercusión en nuestra vida cotidiana, pues no tuvo la intensidad suficiente como para interferir en los aparatos eléctricos o los satélites de navegación.

Los ciclos geomagnéticos solares cambian cada 11 años aproximadamente, y esta tormenta no es más que un aviso de que está empezando a recobrar su máxima actividad, que tendrá su apogeo en el año 2012, segun la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosfércia de Estados Unidos)

En ese año se producirá, según los cálculos de la NASA, una gran tormenta solar que temdrá capacidad para dejar a la Tiera a oscuras, interrumpirá las comunicaciones e inutilizará a los satélites. En teoría, afectaría a los sistemas basados en la electricidad, los cables de telecomunicaciones a larga distancia, los sistemas de señalización terrestre o navegaciones (GPS)….

imagen

Fuente: la voz de galicia (7 de abril de 2010)

Esta entrada foi publicada en Astronomía. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta