Speedbird 9

En 1982  un boeing 747, o también llamado Speedbird 9, procedente de Londres con destino a Auckland tuvo una avería Los cuatro motores se pararon en medio del vuelo sin conocer muy bien la razón, el capitán avisó a los pasajeros por los altavoces con una frase muy tranquilizadora:

“Señoras y señores, les habla el comandante. Tenemos un pequeño problema. Los cuatro motores se han parado. Confío en que no se angustien demasiado”.

Pasado un rato los motores seguían sin funcionar, aun así los pilotos siguieron intentando que funcionasen. Además las conexiones con la torre de control no eran buenas por eso los pilotos pensaron en hacer un aterrizaje en el medio del océano. De repente los cuatro motores volvieron a funcionar y el avión aterrizó en tierra firme.

Los motores fueron llevados a Heathrow donde se descubrió la causa de la avería. El volcán Galunggung situado en la isla de Java, en Indonesia, había estado en erupción el día anterior. La ceniza del volcán se pego debido al calor en los cuatro motores de la aeronave. Al parase los motores se enfriaron y los piroclastos se despegaron. Después los motores volvieron a funcionar. Esta causa explicaba todas los problemas que sucedieron durante el vuelo, incluso el humo que entró en el avión y el efecto estroboscópico (fenómeno luminoso).

Desde entonces se cancelan todos los vuelos que se ven afectados por los restos que transporta el viento de un volcán en erupción. Esta es la razón por la cual se han cancelado los más de 5.000 vuelos en Europa por el volcán de Islandia.

imagen

Boeing 747 de la compañía British Airways

Fuentes: canal National Geographic (se puede ver durante todo el mes de abril)

Esta entrada foi publicada en Documentais e etiquetada , . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta