Biomasa.

Cualquier sustancia orgánica renovable de origen vegetal o animal es considerada biomasa. Fue especialmente utilizada hasta la aparición de los combustibles fósiles, que hicieron que su uso disminuyera considerablemente. En Europa el país que más aprovecha este recurso es Francia, con un consumo que equivale a 9 millones de toneladas de petróleo.

Hay diferentes tipos y unos tienen ventajas o incovenientes de los cuales carecen los otros, por ejemplo, la biomasa natural tiene como gran desventaja el transporte que necesita debido a los lugares en los que se puede encontrar, por lo tanto podría resultar poco rentable. En cambio la biomasa residual cuenta con la localización fácil, puesto que como su propio nombre indica es residual y se encuentra en lugares donde hay desperdicios que son el resultado de una acción humana.

En cuanto a las ventajas, éstas son numerosas, destacan ,por ejemplo, el que los cultivos excedentes tendrían un fin que los aprovechase. Además, todos los países tienen residuos naturales por lo tanto disminuiría la dependencia externa en el abastecimiento de combustibles. Su principal inconveniente sería tal vez el que tenga menos rendimiento que los combustibles fósiles pero esto se ve compensado por su cuidado superior con el medioambiente.

Actualmente se está investigando sobre como potenciar su desarrollo, y se están centrando particularmente en como mejorar su rendimiento energético para así aumentar su competitividad en el mercado de energías renovables.

imagen

 En está imagen podéis ver de donde se obtiene la biomasa, y en la gráfica de abajo el uso de esta energía en Unión Europea. Destacan Francia y Suecia como principales países que aprovechen este recurso.

imagen

Para más información pinchad aquí o aquí.

 

 

Esta entrada foi publicada en Tarefas e etiquetada . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta