La robótica investiga el océano…

Aunque no necesita combustible, tiene autosuficiencia para seis meses. El “iRobot Seaglider” ha sido lanzado este martes en aguas gallegas, donde recopilará datos sobre las condiciones físicas del mar (temperatura, velocidad de la corriente, salinidad, densidad, contenido de oxígeno y clorofila, etc.).

“El objetivo a largo plazo es llegar a entender mejor el sistema oceánico para poder hacer predicciones sobre las corrientes y el comportamiento de los peces, y ayudar así a la industria pesquera y marítima”, explica el investigador del CSIC Des Barton tras el lanzamiento del robot cerca de Pontevedra.

La información que recoja será enviada a través del satélite a los científicos del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo y a la Universidad de East Anglia, en el Reino Unido. Un científico de este centro británico será el encargado de manejar el robot a distancia, gracias a una antena que lo comunica con la base en tierra. El vehículo no tiene hélices y utiliza su flotabilidad para desplazarse. Por ello, no necesita energía. Sólo una batería eléctrica que alimenta sus sensores de bajo consumo.

imagen

 Carmen Manso Romay y Juan José Fernández Tenreiro

Esta entrada foi publicada en 1. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta