El ciclo del agua

El ciclo del agua, también llamado ciclo hidrológico, es la manera que tiene la Tierra de “reciclar” el agua. El ciclo sucede a causa del calor y la gravedad y se desenvuelve a partir de: la precipitación, la evaporación, la condensación y la transpiración.

Se produce gracias a que las moléculas de agua del mar, los ríos, las corrientes, etc, se calientan por el sol y se transforman en vapor, subiendo en el aire. Estas moléculas que han ascendido son las que formarán las nubes.

Llega un momento en el que las pequeñas gotas que forman las nubes caen de nuevo a la tierra. Dependiendo de su forma, se producirá nieve o lluvia.

Una vez que ha alcanzado el suelo, pueden fluir a través de la tierra hasta alcanzar de nuevo los ríos, lagos o corrientes. A este agua se le llama agua de superficie. Otra posibilidad es que se pueden hundir bajo el suelo y meterse entre las piedras o la arena, hasta volver a alcanzar las grandes masas de agua. A este agua se le denomina agua subterránea.

imagen

Esta entrada foi publicada en 1 e etiquetada , . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta