Pilas recargables

imagen

Como en clase estamos tratando el tema 11 “Hacia un desarrollo sostenible” y en clase me he comprometido a cambiar las pilas convencionales por las recargables, me gustaría hablar un poco de eso hoy.

La principal diferencia entre los dos tipos de pilas es que la recargable, como su nombre  indica, se puede recargar, hasta 300 veces, en cambio la normal no y si la intentas cargar puede llegar a explotar.

Un problema serio es el tratamiento de pilas hoy en día, pues su reciclaje es totalmente imprescindible, ya que una pila de botón puede contaminar 600.000 litros de agua, lo equivalente a lo que bebe una familia de 4 personas en toda su vida. Cabe destacar que en España 2500 toneladas de pilas con tiradas anualmente, lo equivalente a 3000 coches, eso genera una cantidad de residuos tremenda.

Para concienciar a la gente de lo importante que es para todos usar pilas recargables voy a poner un ejemplo. Si empleas un reproductor de música que funciona con 2 pilas convencionales durante un par de horas al día, tendrías que cambiarlas aproximadamente una vez cada 5 días, con un coste aproximado de 150-200 euros anuales. Sin embargo, con un cargador que tenga una vida útil de 10 años, y unas pilas recargables que duren unos 2,5 años, calculando que tendrías que cargarlas cada 3 días, estarías pagando unos 20-30 euros anuales. Lo que podría llegar a suponer un ahorro de 180 euros anuales.

Esta entrada foi publicada en Economía e etiquetada . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta